viernes, 30 de noviembre de 2007

De lo espiritual en el arte (Kandinsky)

Representada en un gráfico, la vida espiritual sería como un triángulo agudo dividido en tres partes desiguales. La menor y más aguda de ellas señala hacia arriba; a medida que se desciende, cada parte va agrandándose y ensanchándose.

Este triángulo tiene un movimiento lento, casi imperceptible, hacia delante y hacia arriba: en el lugar donde hoy se halla el vértice superior, mañana estará la parte siguiente. De tal manera que, lo que hoy es inteligible para el vértice superior y, en cambio, parece una perogrullada al resto del triángulo, estará mañana cargado también de sentido y razón para otra parte de la figura.

En la cima del vértice hay, muchas veces, sólo un hombre. El gozo de su contemplación es igualable a su desmedida tristeza interior. Los que se encuentran cerca de él no lo entienden, y con indignación, lo acusan de loco o impostor. De esta manera vivió Beethoven, injuriado y solo en la cima ¿Cuánto tiempo fue necesario para que una sección mayor del triángulo llegara adonde él estuvo sólo? Y aún cuando existen infinidad de monumentos, ¿fueron realmente tantos los que llegaron hasta esa cumbre?

3 comentarios:

Elizabeth dijo...

Con este paralelismo entre triángulo y vida espiritual, Kandinsky nos habla de la soledad de la creación. De la incomprensión sufrida en su experiencía, al igual que sufrieron los considerados hoy grandes artistas. Es un requiem por la soledad del artista al cien por cien

Mamba Negra dijo...

Yo me lei el año pasado este libro..y la verdad es q no esta mal,algo pesado pero aguantable. Eso quiere decir q todos los artistas acabaran como los grandes genios...tos locos!!! jejeje

CaRiLaYoNKiFeLiZ dijo...

Muchos otros paralelismos se encuentran en la obra de Kandinsky. Cuando hice la carrera también tuve que leer ese libro, y también me resultó infumable. Pero aún guardo algo bonito de aquella experiencia, cuando K. hace analogías con la música..:

“el color es la tecla, el ojo el macillo, el alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano, que por esta o aquella tecla, hace vibrar adecuadamente el alma humana".

Es fundamental!

Animo Ely con ese libraco